El sindicato ha anunciado hoy en rueda de prensa que se movilizará ante la Consejería de Educación el próximo 8 de septiembre por los recortes aplicados por el Gobierno andaluz en materia educativa: “no solo no se va a poder garantizar la distancia de seguridad en las aulas, sino que se va a incrementar la ratio por un acuerdo firmado entre Educación y organizaciones sindicales, al que CCOO se opuso. Ese acuerdo supone un recorte de 2.500 docentes en enseñanza pública y 700 en la concertada”.

CCOO de Andalucía ha analizado hoy en rueda de prensa el comienzo del nuevo curso académico 2021/22. Un nuevo curso marcado por la presencialidad total en las aulas y en el que, pese a que los tramos de población de menor edad aún no han sido vacunados, se presenta con un recorte sustancial en personal docente y de administración y servicios que no va a permitir mantener las medidas de seguridad que se implantaron en el curso anterior.

“El pasado curso fue muy difícil y estuvo marcado por el esfuerzo, la solidaridad, el compromiso, la entrega y la vocación de las personas trabajadoras del sistema educativo andaluz. Este curso, a pesar de la avanzada vacunación, será atípico porque aún hay que seguir vigilantes ante la pandemia”, ha señalado la secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López, que ha hecho un llamamiento a mantener al personal contratado en el curso anterior como refuerzo ante la pandemia de la COVID-19.

El sindicato ha anunciado que se movilizará ante la Consejería de Educación el próximo 8 de septiembre ante los recortes aplicados por el Gobierno andaluz en materia educativa: “no solo no se va a poder garantizar la distancia de seguridad en las aulas, sino que se va a incrementar la ratio por un acuerdo firmado entre Educación y las demás organizaciones sindicales, al que CCOO se opuso. Ese acuerdo supone un recorte de 2.500 docentes en enseñanza pública y 700 en la concertada”, según ha denunciado la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Marina Vega.

«El Gobierno andaluz entiende la educación como un gasto, no como una inversión»

Según ha subrayado López Marín, “para CCOO la educación es clave para el desarrollo de las personas, para generar ciudadanía, igualdad y desarrollo económico”, pero para ello “es necesario volver a la presencialidad total y segura, garantizando que la educación pública llegue a todos los niños y niñas, a todas las personas, especialmente las más vulnerables porque la educación es el ascensor social”.

No obstante, el Gobierno andaluz “parece no entenderlo igual y no se toma en serio la educación pública. Lo plantea en términos de gasto y no de inversión de futuro, a pesar de que el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, la defendiera en su discurso de investidura”, ha recordado López Marín.

“Nos movilizaremos contra los recortes que plantea el Gobierno andaluz. El sistema educativo necesita mejoras y mayor inversión. Y el presidente de la Junta le está poniendo pocas ganas”, ha afeado la secretaria general de CCOO de Andalucía. “La muestra es que cada vez que hay una medida en materia educativa es para atacar, recortar, retroceder y desmantelar la educación pública andaluza”.

“El argumento de recortar plazas, como consecuencia de la baja natalidad, y dar pagas es un insulto a las familias trabajadoras, que lo que quieren son derechos y no caridad”, ha afirmado López Marín, que además ha condenado que el Gobierno andaluz “tire por tierra la labor de los refuerzos COVID, la plantilla que se jugó la salud para atender a los niños y niñas en la pandemia de forma personalizada y velar por su seguridad”.

«La presencialidad es garantía de igualdad educativa, pero debe garantizarse su seguridad»

“Este segundo curso con pandemia comienza con cierta experiencia del curso anterior y que fue gracias a la implicación de las plantillas y a las medida de refuerzo. Son medidas que funcionaron y permitieron que la educación no tuviera que confinarse como ocurrió en otros lugares de Europa”, ha celebrado la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Marina Vega.

Pero en un año que se prevé con la presencialidad plena, “no debe recortarse en refuerzos. El Gobierno andaluz no puede retroceder en estas medidas”, ha reivindicado Vega y ha señalado que “Andalucía y Madrid son las únicas comunidades que recortan en refuerzos y en medidas de seguridad”.

“No podemos seguir tolerando que se pisotee a quienes han dado todo de sí y han hecho un sobre esfuerzo para que la educación llegara a cada casa. No vamos a tolerar que se pague al personal docente y al de administración y servicios con esa moneda”, ha denunciado Marina Vega, por eso “nos movilizaremos ante la Consejería de Educación el próximo 8 de septiembre”.

CCOO considera la bajada de la ratio “como un elemento fundamental para garantizar la seguridad sanitaria en un contexto de pandemia, y además como una garantía de calidad educativa”, ha reclacado Vega.

“Imbroda recorta en profesorado. Este recorte ha sido determinante para que CCOO no firmara el acuerdo de refuerzos COVID que sí firmaron otras organizaciones sindicales. Entendemos que son refuerzos insuficientes porque supone la pérdida de casi un 40% de plantilla docente en la enseñanza pública andaluza: entre 2.400 y 2.500 docentes menos. Y cerca de 700 menos en la concertada”, ha defendido la secretaria general de la Federación de Enseñanza, “mucho menos en un escenario como el que se plantea en este curso, con presencialidad plena, en el que es un contrasentido recortar docentes, porque eso no permitirá ni siquiera mantener la distancia de seguridad sino que obligará a incrementar la ratio por aula”.